6 Claves para tener una Relación Excelente con nuestro Cuerpo


El cuerpo es demasiadas veces el gran olvidado y relegado en nuestra vida.
Tenemos una lista interminable de cosas y actividades que hacer y a las cuales dedicarnos, prestar atención a éste es algo que solemos dejar para el final, si no estamos demasiado cansadas, estresadas o desconectadas!! o hasta que “algo” ocurre que nos despierta a la importancia de cuidarnos.

Lo mas habitual es que le dedicamos un ratito a lo largo de todo el día, y en lugar de escuchar sus necesidades, vamos como locomotoras con un sentimiento de que podemos con todo, hasta que el cuerpo nos grita, para que le escuchemos o nos para directamente, dice:

¡BASTA! Necesito que me escuches, necesito que me cuides, necesito tu atención, necesito una verdadera amiga!!!

El cuerpo es el vehículo que tenemos para transitar esta vida, y es proporcional los cuidados que le damos diariamente, a cómo nos sentimos y a nuestro sentimiento de plenitud y confianza.

Día a día vamos acumulando toxinas mentales, emocionales o físicas, y todas ellas se quedan impresas en las células de nuestro cuerpo, nuestro templo.

Cómo le tratamos, mimamos y cuidamos impacta directamente en el buen o mal estado en que esté-estemos durante una larga o menos larga vida. Si no le ayudamos y apoyamos equivale antes o después a síntomas físicos o emocionales, en forma de enfermedad, agotamiento, ansiedad, stress o incluso depresión.

Dime: ¿Cómo es la relación con tu cuerpo?   ¿Le escuchas?

Te traigo 6 claves para tener una relación excelente con tu cuerpo:

1.- Trátale y háblale como a tu mejor amiga/o
¿Le tratas bien, como una mejor amiga o amigo? o por el contrario ¿le ignoras, le criticas, le rechazas, le exiges constantemente?

El cuerpo necesita de nuestro amor, de nuestra amistad… ¿le dirías a una gran amiga lo que le dices a tu cuerpo? Por ejemplo:

“qué horror, mira que ojeras, no me respondes, me has dejado tirada, me has traicionado, estas gordo, estás demasiado delgado, no te quiero así, no me gustas, contigo no soy feliz, hasta que no cambies no seré feliz…etc, etc..”

¿Qué pasaría si a una buena amiga le dices todo eso? ¿seguiría a tu lado? El cuerpo sí!! ¿pero en qué estado?

Decir cualquiera de esas cosas a nuestro cuerpo es decírnoslo a nosotras mismas, y de fondo hay un denominador común cuando lo hacemos: No nos estamos valorando. No creemos que seamos lo bastante buenas y valiosas, en esta vida o para los demás.

Así que comienza hoy mismo a cambiar eso, comienza a valorarte tratando a tu cuerpo con mimo, hablándole con amabilidad y aceptándole tal y como es, reconociendo todo lo bueno y milagroso que hace por ti cada día.

2.- Escúchale
Cuando reconectamos con nuestro cuerpo, este nos dice alto y claro lo que le sienta bien, lo que le quita energía y lo que se la aporta, lo que le da sopor y letargia y lo que le llena de vitalidad y voluntad, lo que le deja pesado y estancado y lo que le da ligereza y facilidad para todo. ¡Tan sólo hemos de escuchar!

Formas de nutrir nuestro cuerpo son las palabras, los pensamientos, las compañías , nuestro entorno y la alimentación.

¿Cómo le nutres?

  • A la hora de alimentarnos: El tema de la alimentación es el más delicado, tantas teorías que hay ahí afuera sobre cómo debemos alimentarnos, y una vez más no sabemos escucharnos para saber qué es realmente lo que nosotras necesitamos, lo que a nosotras nos sienta bien o mal realmente.
  • A la hora de movernos: Si le escuchas te lo va a decir!!

“Necesito estirarme, necesito caminar, nadar… Necesito Bailar!!

¡Tan sólo hemos de escuchar! y por supuesto actuar en consecuencia, con gran amor y respeto por nosotras mismas y por nuestro cuerpo.

En el resto de las formas de nutrirle: Dile cosas bonitas, deja que respire aire puro y se rodee de belleza, abraza, toca y ríe con personas que te hacen sentir bien y completamente aceptada (te ayudará a aceptarte a ti completamente, aunque en realidad esa es una decisión interna. Acéptate y ámate tú, la siguiente clave, y de forma natural te rodearas de personas que te aceptan y te quieren tal y como eres.

3.- Obsérvate. Ámate y acéptate en todo momento. Vive Plenamente.
Si has abandonado mucho la conexión con tu cuerpo, puedes encontrarte en situaciones como ir de vacaciones a una playa paradisíaca y darte vergüenza ir a la playa en bikini, o tal vez ya no sales tanto a reuniones sociales, porque no te gusta tu aspecto. ¡Horror!

Es muy fácil aceptarnos cuando nos hemos regalado una hora de ejercicio, o un masaje, lo que nos cuesta y donde hemos de hacer un cambio es en amarnos y aceptarnos en todo momento!!  Si, también cuando nos acabamos de dar un atracón a los 3 días de haberte propuesto comer completamente sano.

En lugar de lanzarte a la crítica, el reproche, la culpa o la vergüenza, observa qué ha ocurrido. Pregúntate:

¿Qué estaba necesitando de verdad?

¿Qué es lo que realmente estoy anhelando?

Escucha… tal vez la respuesta sea. “Necesitaba un respiro, un descanso”. O … “Necesito un abrazo, el apoyo de alguien”… y lo más fácil para llenar ese vacío ha sido este atracón.

Si no te paras a escuchar, corres el riesgo de pasar a la culpa y el consiguiente castigo y autosabotaje de forma autómatica directamente! hasta que vuelvas a tocar fondo, y vuelta a empezar.

¡Es un patrón! puedes romper el ciclo si en ese momento te haces las preguntas de arriba y así te haces consciente de lo que realmente te está pasando, con comprensión, cariño y compasión, justo de la forma en que lo harías con alguien muy querido.

y por supuesto, encuentra la forma de sentirte bien sin restricciones.

En lugar de decir:
“En cuanto me encuentre mejor: iré a la playa, saldré a eventos, seré feliz..”.

Dite: “Voy a ir a la playa, voy a ir a eventos, voy a ser feliz tal y como soy, con mi maravilloso cuerpo, mi templo, tal y como es.” Ello te dará la confianza y seguridad que necesitas para hacer los cambios que tu cuerpo te pide desde el amor y el placer.

El EFT Tapping funciona de maravilla para romper esos patrones, para hacer descender el stress, que es nuestra próxima clave, y la presión en cualquier situación crítica durante el proceso de cambio. También lo utilizamos para descubrir y atender las verdaderas carencias detrás de esa pobre relación con tu cuerpo.

Es una herramienta que te recomiendo al máximo!! Yo la utilizo constantemente con mis clientes individuales con muchísimo éxito.


4.-Libera tu Stress, da la Bienvenida al Placer:
Cuando nos sobrecargamos y vamos por encima de nuestras posibilidades, exigiéndonos y forzando “la máquina” [vaya forma de llamar a nuestro templo!!] , liberamos las hormonas del stress por todo nuestro cuerpo y nuestra mente. Entre ellas el cortisol que … adivina donde se acumula, ¡en forma de grasa en nuestro abdomen!

Altos niveles de stress impactan en nuestro sistema inmunológico, nuestro sistema nervioso, sistema endocrino, etc… Dejamos de pensar con claridad, nos agotamos fácilmente, dormimos mal, y muchas otras cosas que al final impactan en nuestro estilo de vida, nuestra salud y nuestras relaciones. Especialmente en la relación con nuestro cuerpo.

Las Dietas son grandes generadoras de Stress. Es importante para reconciliarte con tu cuerpo, si no estás en tu peso ideal, que lo mires de otra forma. Y te explico:

Como sabes las emociones también influyen en nuestro comportamiento, en las decisiones que tomamos, lo que elegimos cada día .. para comer, hacer ejercicio, etc..

El problema es que las dietas se suelen afrontar desde la exigencia, la privación, la crítica y la fuerza de voluntad. Todas ellas generadoras de stress. Es importante comenzar a mirarlo de otra forma, sustituir la dieta por un cambio progresivo a la alimentación sana y encontrar la manera de hacerlo con placer, en lugar de stress.

“Cualquier cambio, si no es con placer, no durará.”

Si no lo estamos haciendo desde el placer, antes o después, ante la mínima presión o bajada del estado de ánimo, buscaremos un alivio o una recompensa en volver a los viejos hábitos, habla la voz de la experiencia!!!

Recuperemos la confianza en nuestro cuerpo, AHORA. Tengamos una relación saludable con él en lugar de luchar en su contra.

5.- Duerme bien y mínimo 7 horas.
El descanso también impacta en tu cuerpo. La calidad de tu sueño influirá directamente en tu bienestar y tu capacidad para relacionarte contigo misma desde el placer y el amor.
Además en ese descanso físico y mental, le permites regenerarse durante la noche, eliminar toxinas,  y sanar. Estando en óptimas condiciones y agradecido a cualquier cambio positivo que le aportes.

Evita ver la tele por la noche, o al menos programas de tensión o violencia.
Date una ducha antes de acostarte, regala a tu cuerpo caricias y aceites aromáticos esenciales, como la lavanda que favorece la relajación, tómate una infusión relajante, lee un rato en la cama si necesitas distraer la mente, y ponte a dormir.

Levántate mas temprano si sueles levantarte mas tarde de las 10 de la mañana, es mucho mejor que te vayas a dormir antes (a las 10 de la noche, máximo las 11) para dormir el mínimo de horas, y te pongas mas en sintonía con la luz del día.

Estarás así ajustando tu reloj biológico a una vida mucho mas saludable y equilibrada.

¡¡Y vas a notar como mejora la relación con tu cuerpo!!

6.-Fíjate en la vibración de lo que ingieres.
Energéticamente hablando,  Si el cuerpo está estancado, hinchado, pesado…. ¿qué vibración estamos sosteniendo así? Recuerda que según tu vibración estás atrayendo también diferentes circunstancias en tu vida, como la verdadera abundancia, relaciones plenas y auténticas, seguridad, alegría…

Evita lo empaquetado y pre-cocinado que vibra muy bajo, con una energía densa y tóxica… y nútrete de alimentos frescos, naturales y ecológicos, le sentará bien a tu cuerpo, te dará energía y elevará tu vibración.

Lo mismo se aplica a lo que hablas, escuchas.. por ejemplo la queja y la lamentación son altamente tóxicas!!

Hay algunas claves más, que atiendo de lleno con las mujeres que guío y acompaño en sesiones individuales, que te recomiendo para un trabajo profundo y para tener una excelente relación con tu cuerpo. Igualmente, si aplicas estas 6 que aquí te comparto te garantizo una relación con tu cuerpo totalmente nueva, saludable, y sobre todo Feliz.

Otra forma de transformar y mejorar radicalmente la relación que tienes con tu cuerpo es realizando el Programa de 7 semanas “Despertando a tu Diosa Interior“. Concretamente en la semana 5, te darás permiso para el placer de los sentidos como fuente inagotable de energía amorosa para ti y saboreas la vida, despertando una sensualidad magnética.

Y en la semana 6, te abrirás por completo a tu inocencia, para ponerte en armonía con tu cuerpo y con tus otros templos: tu hogar, tu entorno… Aprendes a amar tu Cuerpo exactamente tal y como es ahora.

El día  a día de una Diosa es Ser y Estar Radiante. En esta parte del programa aprendes a sacar tiempo para ti de una agenda interminable, a nutrirte e irradiar toda tu luz de forma natural, desde el placer. Es un programa en el que aprendes a Celebrar toda tu Vida desde el Corazón.

¡¡Y esa es la visión que sostengo para ti!!

¡¡¡Por tu relación feliz, amorosa y extraordinaria con tu cuerpo!!!

Con Amor,

Montse Kamala

¡Comparte esto con tus amigos!